www.coleccionjuglar.com / Objetivos de desarrollo del Milenio
 
Alcanzar y conservar La Paz, nuestro único objetivo... / El Juglar perdido
 
 
  • Erradicar la pobreza extrema y el hambre
Objetivos del Milenio
01 | 02 Total
 
Temas relacionados
 
 

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela

 
 

ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA AGRICULTURA Y LA ALIMENTACIÓN

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) denunció que 854 millones sufren de desnutrición en el mundo, número casi igual al de una década atrás.

De acuerdo con un informe de la FAO, en el período 2001-2003 el número de personas que consumen menos de mil 900 calorías diarias sólo se redujo de 823 a 820 millones, lo mismo que lo registrado en la etapa 1990-1992, destacó Prensa Latina (2006)

 

 

En primer lugar llama poderosamente la atención como la ONU relaciona pobreza con ganar menos de un dólar por día. La pregunta fundamental es: ¿qué es la pobreza? El problema debe ser reconocido para que pueda ser resuelto. La pobreza no puede ser definida mediante la comparación de estilos de vida, partiendo de que alguien es infeliz simplemente porque no tiene el estilo de vida que aquél que juzga cree tener.

La pobreza es consecuencia del egoísmo, por lo tanto, no puede ser solucionada a través de los medios que el egoísmo plantea. El egoísmo es el deseo compulsivo de obtener. De hecho, todas las relaciones que establece son con el propósito de obtener algo.

Es la relación egoísmo-planeta la que debe ser revisada inmediatamente. Pues la consecuencia de relacionarnos desde nuestro egoísmo es la destrucción y el sufrimiento.

El planeta tiene suficiente para cubrir la necesidad de todos pero no soportará la exigencia o ambición de algunos.

Si no detenemos ese consumismo despiadado y eternamente insatisfecho mediante la concientización de que compartimos la misma necesidad, incluso que del mismo planeta, la solución se mantendrá oculta minando nuestra voluntad y por consiguiente reforzará nuestra inercia, distanciando o dilatando una respuesta inmediata.

El mundo continuará hambriento mientras no abrimos las puertas al verdadero dar, a la igualdad de una necesidad evidente, a la naturaleza completamente satisfactoria de la Realidad.

La solución, entonces, no es la búsqueda de métodos externos que se embarquen en la penosa y frustrante tarea de satisfacer el vacío existencial del hombre. La solución no es, una vez más, la perfección de una forma de búsqueda externa que inevitablemente colonizará y dará lugar a nuevas necesidades.

La solución viene implícita en un reemplazo de propósito. Que compartir ocupe el lugar de obtener y dar ocupe el lugar de la indiferencia.

La indiferencia es tratar de encontrar la solución fuera de nosotros mismos, de esta manera, no aceptamos que compartimos y somos afectados por el mismo problema.

El resultado de abandonar nuestras diferencias será el des-hacimiento de todos los ídolos mundiales u obstáculos que no nos permitían tomar consciencia de la verdadera Solución.

El propósito de todo ídolo o pretensión de que la solución es externa a nosotros mismos es la supervivencia del único problema: la separación.

Ver que compartimos el mismo problema reestablece la consciencia de unidad.

Dicha consciencia de unidad es el alimento divino que erradicará el hambre de todos los rincones de este hermoso planeta. Lo cual trae consigo formas inimaginables resolutivas y, por demás creativas, que ningún hombre, desde el rechazo intrínsico de sus sensaciones de escasez, pudo jamás haber aportado a sus semejantes.

SEPARACIÓN = POBREZA y HAMBRE

¿Deseas únicamente la unión?

¿Cómo se explica que en Venezuela la percepción de abundancia es mayor entre los que menos tienen?