WWW.COLECCIONJUGLAR.COM
CONTANDO HISTORIAS
Poemas, Cuentos y Leyendas

El Juglar Perdido

...Y alguna que otra reflexión...

 

Escuela del Alma
Es el Rey y el asesino
Cancelado

 

Es el Rey y el asesino

El rey contempló como su hijo inhalaba el último suspiro, había sido herido de muerte en batalla.

Herido también, pero del alma,  sabe que debe despojarse de toda su investidura, de su corona, sus prendas, sus anillos y de todo aquello que obstaculice poder limpiar Su Nombre.

Así lo hizo. Y, en medio de una gran revelación, se viste como un sirviente. Y escapa en la noche. Va al encuentro del grupo de hombres que mataron a su hijo. Éstos no lo reconocen al principio. Ven a un obrero, un campesino. Sin embargo, cuando se acerca, uno de ellos dice: - ¡Es el rey! - Y el rey les contesta:

¿Veis que sí me reconocéis como Rey, donde esté y como esté? Y es por la misma razón que sólo veo súbditos aquí. He venido solo. Sin más armas que este gran reconocimiento.
He venido a liberar a mi hijo de todo lo que siento. He venido a liberarme. He venido a liberaros.
Mi dolor es tan grande, tan inmenso, tan solo, que me he dado cuenta de algo. Soy el Rey y como tal nada en Mi Reino puede ocurrir sin que se estén cumpliendo mis órdenes
”.

Todos estaban perplejos. Era un acontecimiento inimaginable de sonidos desconcertantes. Sus palabras sólo invocaban el silencio como respuesta. Era un momento tan extraño como excitante. Tan delirante y demente como poderosamente cuerdo y definitivamente resolutivo. Tan increíble que se sostenía por sí mismo ¿Era Su Majestad quien hablaba? Por demás está decir que ahora ya todos bajaron sus armas. Y continuó diciendo:

Imagináis para no sentir. Luego lucháis contra lo que imagináis sin saber lo que hacéis. Os mueve el desprecio por vosotros mismos. Os mueve la ambición por obtener un gran amor. Os mueve la ilusión de recompensa. Os mueve el auto odio y la traición. Entonces, ¿cómo ibais a tener conocimiento de Mi Poder sin ningún interés por el vuestro? ¿Creéis que podéis acabar con la Vida?

Sólo soñáis con la muerte. A qué prisión podría enviaros que superara la que vosotros ya habéis construido para vosotros mismos. Sois tan ignorantes que ni siquiera os dais cuenta que si ayer os usé para condenarme y castigarme, hoy elijo usaros para perdonarme y liberarme. Soy el Rey y sólo alcanzaréis Mi Reino compartiéndolo. Sólo así recuperaréis vuestro Poder. Sólo así. Mientras tanto, solo demostráis que no sabéis lo que hacéis. Soy el Rey, por lo tanto, soy el único responsable de mi dolor y esto me hace el único responsable de mi alegría. Soy el Rey y como tal decreto que para que algún ignorante hubiera podido jamás disparar el arma homicida yo mismo tuve que haberme quedado dormido y haber apretado el gatillo como castigo.

Hoy elijo despertar, reencontrarme Conmigo Mismo, con el Príncipe de todo lo que aún no veis, el Único Hijo. Regreso a Casa por donde vine. Seguro de que me espera más Glorioso que nunca. Unidos, hoy hemos ganado por todos y para todos la mayor de las batallas. Y es Él quien ya os manda a decir que os ama tanto que quise mostraros Su Gran Misericordia