Sólo cuando cierras tus ojos al mundo y miras dentro de ti
puedes ver claramente lo que ocurre

BOMBAS RACIMO       DECLARACIÓN DE IGNORANCIA       ILUSIÓN AL ATAQUE      FOTOGRAFÍAS
     
  Regresar... ...artículo disponible en esta página... ...artículo disponible en esta página... Es imposible ver lo que no crees. Es imposible no ver lo que crees Lo que un hombre haga a otro... ...otro hombre le hará a él...Jesús de Nazaret Regresar... ...artículo disponible en esta página... ...artículo disponible en esta página... Es imposible ver lo que no crees. Es imposible no ver lo que crees Lo que un hombre haga a otro... ...otro hombre le hará a él...Jesús de Nazaret  
     
 
  • William Blum
    El estado agresor
    Bombas racimo

Tras ser lanzadas desde un avión, el arma maciza se abre en el aire, dispersando así doscientas o más bombas sencillas, del tamaño de una lata de refresco. Las bombas sencillas estallan entonces, disparando a alta velocidad cientos de proyectiles de acero dentado, cubriendo un área muy vasta. Pueden diseminar material incendiario con riesgo de provocar fuegos, fragmentos de metal fundido que perforan tanques y otros blindajes, o metralla que parte fácilmente sólidas láminas, o carne y hueso. Las bombas sencillas amarillas se sirven de pequeños paracaídas que ralentizan su descenso y las dispersan, de manera que van a caer en muchos de los que los fabricantes llaman <<objetivos blandos>>; por ejemplo, personas: militares o civiles.

Según el Departamento de Defensa, los aviones de guerra lanzaron 1.100 bombas de racimo sobre Yugoslavia en 1999, llevando cada una 210 bombas sencillas. De esta manera, 222.200 armas fueron disparadas por todo el país. Con un índice de fiabilidad del cinco por ciento (otros informes afirman que es de un diez o un treinta por ciento), esto significa de 11.110 bombas sencillas no llegaron a explotar (1), y permanecen a punto de hacerlo al entrar en contacto, habiéndose convertido por lo tanto en verdaderas minas. Las bombas sencillas que no explotaron al caer son una cuestión más preocupante que las minas antipersonas regulares, porque sobre todo los niños se sienten atraídos por el pequeño artefacto con el pequeño paracaídas. Las minas se colocan habitualmente en lugares más o menos esperados, mientras que las bombas sencillas sin explotar pueden aterrizar sobre jardines de casas familiares, patios de recreo de colegios, en cualquier sitio. (El 24 de abril de 1999, incluso antes de que el bombardeo de Yugoslavia hubiese tocado a su fin, cinco jóvenes hermanos que jugaban con una bomba de racimo murieron y dos primos resultaron heridos, cerca de Doganovic, en el sur de Kosovo.). 

Material sin explotar (principalmente bombas de racimo) todavía mata y mutila a gente en Laos una generación después del descomunal bombardeo general llevado a cabo por los Estados Unidos, desde 1965 hasta 1973. Se calcula que hasta el treinta por ciento de los dos millones de toneladas de bombas lanzadas por EE.UU. no explotaron, y ha habido hasta el momento once mil accidentes. Vietnam y Camboya albergan peligros similares, y también el Golfo Pérsico. Un informe de la Vigilancia de los Derechos Humanos sostiene que de entre las aproximadamente 24 y 30 millones de bombas sencillas lanzadas durante el transcurso de la Guerra del Golfo, entre 1,2 y 1,5 millones no estallaron produciendo hasta la fecha 1.220 muertes de civiles Kuwaitíes y cuatrocientas iraquíes.

 
     
 
FOTOS: CAUSA - EFECTO
 
     
 

Palacio de la Moneda en Chile / 11 de septiembre

 
     
 
11 DE SEPTIEMBRE
 
     
 
Pentágono / 11 de septiembre
 
     
 
ESPECIALES Y VIDEOS
 
     
 
 

 

11 de septiembre

Afuera es adentro / 28 de sep. 2006

Es lógico que si percibes una amenaza te defiendas. Lo que no es lógico es percibirte amenazado. Por esta razón, debemos detenernos un instante a revisar este pensamiento, de la misma manera que tarde o temprano toda persona debe detenerse y permitirse una re-evaluación de todo lo que tiene en gran estima. Lo único que puede cambiar es, precisamente, su manera de ver o su mundo. Quizá hasta este momento no hayas comprendido una sola palabra de lo que te digo.  Y esto es consecuencia de que todo lo que tienes en gran estima sigue siendo más importante para ti que entender. Sin esta valoración de tu parte sería imposible que te sintieras amenazado y sería imposible que siguieras percibiendo el mundo tal como lo concebiste. Lo que te digo está harto demostrado: ¡cuando algo o alguien no significa nada para ti no sufres o te identificas con lo que le suceda!  Por esta razón vivimos continuamente descalificando o menospreciando lo que vemos. A través de este medio intentamos minimizar lo que sentimos pero no resolvemos el conflicto interno.
La pregunta correcta ¿cuál es?: ¿Dónde puedo encontrar protección?
Examinemos lo siguiente, si algo no significa nada para ti, nada ni nadie puede utilizarlo para manipularte, atemorizarte o atacarte. De esta manera ese algo está a salvo en ti, pues ahora es obvio que el problema nunca estuvo fuera de ti. Este reconocimiento tuvo que ponerte a salvo primero a ti. ¡jajaja¡ todo termina donde empezó, en ti.
Si crees que el problema no está en tus manos, es decir, tú no lo causas, para que tratas de resolverlo. Eso no es resolverlo, eso es combatir el problema donde no está como consecuencia de percibirte amenazado. Es tratar de destruir lo que para otro es valioso imponiendo tus valores. Cómo la paz podría ser el resultado de esto si son precisamente tus valores los que no te dejan en paz. ¿Qué propósito, entonces, tiene esto? Pues el que le asignes es el que contemplarás. Esa percepción destructiva producto de percibirte vulnerable es estar en guerra, pues ¿quién en semejante estado mental puede decir que esta en Paz? Por consiguiente el enemigo u objetivo de tu ignorancia cambia según cambia tu escala de valores o prioridades. Hablando de ello, ¿es tu único objetivo la Paz?  O todavía las cosas a las que sólo tú les otorgaste un valor siguen siendo más importantes, incluso, que aquél que les otorgó tal significado o propósito. ¿Crees que eres un rehén de lo que crees?  ¿Sigue siendo tan importante para ti sentirte amenazado pues sin ello la vida no tendría sentido? ¿Cuál es tu nuevo “enemigo”? Ese que parece arrebatarte el significado que le otorgaste a las cosas destruyendo las cosas. El mundo que vemos es una suerte de vudú muy mal comprendido y no queremos darnos cuenta.
Si quieres encontrar protección debes ofrecerla. Deja de otorgarle valor a lo que no lo tiene. Te darás cuenta de que no has hecho esto porque no estás en Paz. Por consiguiente has sacrificado temporalmente en ti lo que si tiene valor.
Tu valía y tu paz van de la mano. Más siempre le otorgas valor a algo. Será esto lo que quiere decir: Amarás a Dios, tu señor, por encima de todas las cosas y al prójimo como a ti mismo.
¡EL SENTIDO DE LA VIDA ES PONERLO!
¡Sólo deseo la paz de Dios! ¡Amen!.
¿Quién te dijo que es: amén? Es Amen, amen, amen.
 ¡Dios te bendiga!
Todo está a salvo en Su Paz. Colabora, ponte a salvo.
 
Algunas estadísticas / 28 de sep. 2006

La ignorancia sigue siendo la verdadera arma de destrucción masiva. Nuestro juicio de valor histórico sigue evidenciando con hechos que la historia no es más que la no aceptación de la Paz. Mientras una gran mayoría de estadounidenses desconoce donde está ubicado en el mapa Irak, Afganistán, Israel, Yugoslavia, incluso Nueva York, Ohio, etc., su gobierno utiliza “su dinero” más allá de sus aparentes y hoy, en pleno siglo XXI, amuralladas fronteras. El propósito de la ignorancia es obvio:

...nosotros los ignorantes damos ilusa conformidad a lo que ocurre y no estamos dispuestos a aceptar el papel que desempeñamos en lo que ocurre, pues lo único que deseamos es que nuestros ídolos, es decir, nuestro estilo de vida, se mantenga por encima de la realidad que nos “acecha” e “insiste” que sea aceptada. Nuestra función como sagrados ignorantes es invertir nuestro tiempo en desconocer que existe un Mundo más allá de nuestro mundo y consideramos como enemigos o terroristas a toda persona diferente a nosotros que ose despertarnos de nuestro sueño americano y nos muestre que formamos parte integral del mundo que vemos. Producto de nuestra inerte costumbre de no darnos por enterado de nada, y mostrarnos siempre víctimas del mundo que vemos, solicitamos pasivamente la destrucción de todo lo que nos invite a recordar que somos iguales ante los ojos de Dios y disponemos que el mismo Dios se rinda ante nuestra arrogante grandiosidad pues sólo de esta manera perdonaremos al planeta y a todos sus hijos por no haberse sometido a la bondad y generosidad de todos nuestros vacíos existenciales, impulsos físicos y necesidades imaginarias. Nosotros, la sociedad de anónimos ignorantes reactivos preferimos que nuestro líder sea el responsable de mantener nuestro status mental intacto.  Entregándole la responsabilidad de nuestras vidas, y por qué no, a nuestros descendientes, quienes  comienzan a dar sus primeros y endebles pasos en este  mundo de fantasía, con la esperanza, la cual nunca debe ser puesta en tela de juicio, de convertirse en líderes de consumada y estable voracidad y cinismo que aparenten hacer lo que les da la gana y se crean con toda sinceridad que son los dueños del mundo. Queremos destacar que alcanzar esto no es sencillo, pues nuestra perfección, la cual ofrecemos como modelo a seguir, manifiesta que todos y cada uno de los ignorantes desea y tiene que alcanzar la meta, por su puesto, ignorando a sus hermanos ignorantes. El clímax consiste en ignorarlos después de alcanzarla.  La supervivencia del método, una vez más, depende de ignorar los hechos avanzando sin escuchar, distorsionando la realidad hasta convertirla en algo irreal para nosotros y sustituir al ídolo de turno con otro una vez que este se agotó. Nuestra propuesta es firme y definitiva, encerrarnos en un proyecto de desarrollo de ignorancia endógena. ¡Favor no molestar, el mundo es mi comedor, tu mundo es mi baño!. De no aceptar tu función feliz, mi percepción destructiva te pondrá en tu sitio o te expulsará de este hermoso planeta, para ello dedico todo mi tiempo en utilizar mi mentecita dormida en la fabricación de cosas como esta: BOMBAS DE RACIMO...

Existen pruebas y miles de testigos que han presenciado como no se ha alcanzado la perfección de tal instrumento (Existen al menos un millón de bombas racimo sin explotar en el sur de Líbano), que sólo sirve para poner en duda lo que significa ser un país desarrollado o del primer mundo. Y debido a que desconozco cuáles son los países del segundo mundo, he llegado a la conclusión que tales instrumentos sirven, además de utilizarse en una pobre demostración de fuerza, para pasar de ser un país del primer mundo, en un segundo, a un país del tercer mundo.

 
NOTICIAS RELACIONADAS